“Tengo que escribir una tesis y no sé por dónde empezar”. No te preocupes. Estamos aquí para ayudarte y para explicarte como estructurar tu tesis. Pero antes de entrar en detalles, comprendamos en que consiste una tesis.

Una tesis, también conocido como el Trabajo Fin del Máster (o Dissertation en inglés), no solo es un elemento crucial para obtener una titulación. También es un billete para conseguir un buen trabajo. Por eso es fundamental escoger bien el tema.

Tu tutor académico básicamente quiere evaluar tu capacidad para identificar y resolver un problema. Así que LEE, LEE y LEE. Define tus objetivos (aunque luego cambien) y envía tu propuesta.

Una tesis, generalmente, contiene los siguientes elementos:

Abstracto:

Este no debería exceder más allá de las 250 palabras. El objetivo de esta sección es proporcionar al lector un resumen de tu trabajo. En otras palabras, debería explicar de qué va, los resultados y las implicaciones del estudio. Es mejor dejar esto para final. Puedes encontrar algunos ejemplos en inglés en este enlace.

Agradecimientos:

Aquí tendrás la oportunidad de agradecer a todas las personas que hayan hecho posible que acabes el proyecto. Puede incluir tu familia, la persona que ha supervisado tu trabajo y los participantes del estudio. Puedes encontrar un ejemplo aquí.

Tabla de Contenidos:

El propósito de esta sección es proporcionar al lector una estructura de tu área de estudio. Tendrás que enumerar los títulos y subtítulos de cada capítulo, así como los apéndices, junto con los números de página. Las tablas y figuras irán por separado. El siguiente vídeo tutorial te explicará cómo crear una tabla de contenidos.

Introducción:

Una introducción debería cumplir dos objetivos.

Primero, contextualizar el estudio. Ergo, deberías tratar de responder las siguientes preguntas: ¿Por qué es importante estudiar este tema? ¿Hay elementos claves, como tendencias, sobre el cual debería informar al lector?

En segundo lugar, la contribución a la ciencia. Es decir, ¿De qué manera ayudaría mí estudio a la industria? Al igual que el abstracto, este capítulo se debería dejar para el final.

Revisión bibliográfica:

La longitud de este capítulo puede oscilar entre las 4.000 y 6.000 palabras. El objetivo es revisar y presentar la literatura existente, de manera crítica, sobre el tema en cuestión. Por ejemplo, “Mediante el análisis cuantitativo, De Cristofaro observó que la personas tenían una preferencia por las contraseñas de un solo uso vía SMS, mientras que Weir observó que los SMS era por lo que menos se inclinaba la gente”.

Tienes que crear una narrativa. Tu tutor quiere evaluar tu capacidad como investigador y tu aptitud para analizar ensayos.  Hazte la siguiente pregunta, “¿Como y por qué es este contenido relevante para mí estudio?” Hacer esto te permitirá encontrar brechas de conocimiento y definir tu metodología de investigación.

Metodología de Investigación:

Este es, quizás, el elemento más importante de tu proyecto. Aquí, tendrás que explicar, de manera clara y precisa, el proceso que has utilizado para contestar a tu pregunta del estudio. El objetivo es proporcionar toda la información necesaria para que otro investigador pueda replicar tu estudio y, por lo tanto, determinar su validez.

Resultados:

Tal y como indica el nombre, el objetivo de este capítulo es que el estudiante presente sus resultados.

Estos resultados pueden ser cuantitativos  y analizados mediante herramientas como SPSS; o cualitativos, es decir, una estructura de códigos obtenidos, por ejemplo, mediante entrevistas. El alumno debe comparar sus resultados con las observaciones de otros autores.

Conclusión:

Tu conclusión deberá contar una historia. En otras palabras, deberás explicar al examinador el alcance de los objetivos logrados. Aquí no has de introducir ni material ni referencias nuevas. Además, deberás mencionar tanto las limitaciones del estudio como el trabajo que se puede realizar en el futuro en dicho ramo.

Apéndice:

Aquí deberás incluir la aprobación ética, formularios de consentimiento, los datos brutos de la encuesta, estructuras de código y transcripciones.

Referencias:

Recuerda dar crédito al autor o autores por una idea o cita directa que no sea tuya. El estilo más utilizado es el de Harvard. Endnote es la herramienta más popular para hacer referencias.

Otros aspectos importantes que deberás tener en cuenta son:

  • Se sincero y no modifiques datos, aunque sean negativos.
  • Pide consentimiento.
  • Utiliza las técnicas de anonimato cuando sea necesario.
  • No exceder el recuento de palabras.
  • Comprueba las faltas de ortografía y se consistente con el formato.
  • Ten cuidado con el plagio.
  • Lee tu trabajo antes de enviarlo.

Recuerda que la estructura explicada en este artículo es solo una guía y que puede variar según la naturaleza del proyecto. Por ello, antes de comenzar, acude a tu tutor académico para que te aconseje como estructurar tu tesis.

Esperamos que este post te haya resultado útil 😉

Además, recuerda que también nos puedes encontrar en Facebook, Instagram ¡Gracias por leernos y hasta el próximo post!

¿Interesad@?

Para más información, escribe a contacto@educaffairs.com o llama al 629 559 580 y te ayudaremos con todo el proceso.